Ubuntu tiende la mano a Linux Mint para hablar sobre Snap

Comment

Noticias

La polémica en torno a Snap suma una nuevo capítulo, después de que Linux Mint dijese basta de manera rotunda. Ahora responde Ubuntu y lo hace abriendo la puerta del diálogo, pero también aportando algunos datos de interés.

Resumiendo lo que se cuenta en el anterior artículo, que Canonical decidiese dejar de empaquetar Chromium en el formato nativo de la distribución, ofreciéndolo en su lugar como paquete Snap, fue la gota que colmó el vaso para Linux Mint, cuya oposición al nuevo sistema de empaquetado de Canonical es férrea. Con el lanzamiento de Linux Mint 20 probablemente el mes que viene, la distribución impedirá la instalación de Snap cuando venga forzada por otro paquete, como por ejemplo el propio Chromium. ¿Y qué contestan desde Ubuntu?

«Canonical diseño Snap basándose en una serie de principios que incluyen seguridad, facilidad de uso y reducir la fragmentación en el ecosistema de Linux. Fuera de Ubuntu, Linux Mint tiene el mayor número de usuarios en todas las distribuciones compatibles. Estos usuarios han optado por instalar Snap en función de los motivos descritos anteriormente, entre otros. Apreciamos y alentamos su adopción de los Snaps disponibles en la tienda Snapcraft. Agradeceríamos a Linux Mint que se involucre con nosotros y con nuestra comunidad para debatir estos temas, como hacemos con otras distribuciones, y trabajemos juntos en el futuro», recogen en ZDNet.

La respuesta de Ubuntu parece coherente y aporta un dato interesante: «Linux Mint tiene el mayor número de usuarios en todas las distribuciones compatibles». Se refieren, por supuesto, al número de usuarios que utilizan Snap y el dato tiene valor porque Linux Mint no ofrece soporte de Snap por defecto, sino de Flatpak; es decir, es el usuario el que tiene que instalarse Snap de manera expresa. Lo cual, vale la pena apuntar, podrá seguir haciéndose. ¿Cómo responderá Linux Mint a esto?

Por otra parte, en Ubuntu dan por sentado que los usuarios usan Snap por esos principios a los que aluden, cuando no es más que una suposición suya. La mía es que si alguien usa Snap es o porque no encuentra la aplicación en los repositorios, o porque prefiere una versión más reciente que solo está como Snap. ¿Qué suposición es más factible?

Por no mencionar que Canonical no hace referencia ni responde a la principal crítica de Linux Mint, y es que «una Snap Store autoinstalable que sobrescribe parte de nuestra base de paquetes APT es un completo NO NO«. Nadie se quejaba de que no empaquetasen Snap para APT, sino de que camuflasen el paquete como si fuera nativo cuando en realidad lo que hace es instalar el Snap de Chromium y el mismo soporte de Snap, de no tenerlo instalado previamente.

Mi opinión acerca de lo que ha hecho Canonical con Snap en Ubuntu 20.04 LTS ya la sabéis, e igual que dije aquello, dije que Linux Mint se queja, pero sin aportar soluciones. Sin embargo, la trampa de Chromium es muy fea como para pasarla por alto. Veremos que dicen desde Linux Mint, si es que dicen algo.

Likes(0)Dislikes(0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *